El viejo y el dolor

El viejo y el dolor

Trémula e insegura su lágrima,

suspiro sin destino,

arruga sin provocación,

mirada de soledad sin luz

y desatino sin pasión,

el viejo implora el amor

y reza por calor;

mira al cielo sin esperanza

y ora sin Dios,

pues su mente no retiene

la excelsa Divinidad ya…

acude al mendrugo de una sonrisa

y desayuna un gesto

mientras trabajosa en su alma

se concibe una ilusión:

tal vez mañana, tal vez…

One Response »

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Time limit is exhausted. Please reload the CAPTCHA.