Category Archives: Poemas

¡No estás deprimido, estás distraído!

¡No estás deprimido, estás distraído!

NO ESTÁS DEPRIMIDO, ESTÁS DISTRAÍDO

 FACUNDO CABRAL

 No estás deprimido, estás distraído. Distraído de la vida que te puebla, distraído de la vida que te rodea: delfines, bosques, mares, montañas, ríos.

 No caigas en lo que cayó tu hermano, que sufre por un ser humano, cuando en el mundo hay 5,600 millones, además, no es tan malo vivir solo. Yo la paso bien, decidiendo a cada instante lo que quiero hacer y gracias a la soledad me conozco…… algo fundamental para vivir.

No caigas en lo que cayó tu padre, que se siente viejo porque tiene 70 años, olvidando que Moisés dirigía el éxodo a los 80 y Rubinstein interpretaba como nadie a Chopin a los 90, sólo por citar dos casos conocidos.

No estás deprimido, estás distraído. Por eso crees que perdiste algo, lo que es imposible, porque todo te fue dado. No hiciste ni un solo pelo de tu cabeza, por lo tanto no puedes ser dueño de nada.

Además, la vida no te quita cosas: te libera de cosas… te aliviana para que vueles más alto, para que alcances la plenitud.

De la cuna a la tumba es una escuela; por eso, lo que llamas problemas, son lecciones.

No perdiste a nadie: el que murió, simplemente se nos adelantó, porque para allá vamos todos. Además, lo mejor de él, el amor, sigue en tu corazón. ¿Quién podría decir que Jesús está muerto? No hay muerte… hay mudanza. Y del otro lado te espera gente maravillosa: Gandhi, Miguel Ángel, Whitman, San Agustín, la Madre Teresa, tu abuela y mi madre, que creía que la pobreza está más cerca del amor, porque el dinero nos distrae con demasiadas cosas y nos aleja, porque nos hace desconfiados.

Haz sólo lo que amas y serás feliz. El que hace lo que ama, está benditamente condenado al éxito, que llegará cuando deba llegar, porque lo que debe ser será y llegará naturalmente. No hagas nada por obligación ni por compromiso, sino por amor.

Entonces habrá plenitud, y en esa plenitud todo es posible y sin esfuerzo, porque te mueve la fuerza natural de la vida, la que me levantó cuando se cayó el avión con mi mujer y mi hija; la que me mantuvo vivo cuando los médicos me diagnosticaban 3 ó 4 meses de vida.

Dios te puso un ser humano a cargo y eres tú mismo. A ti debes verte libre y feliz. Después podrás compartir la vida verdadera con los demás.

Recuerda a Jesús: “Amarás al prójimo como a ti mismo”. Reconcíliate contigo, ponte frente al espejo y piensa que esa criatura que estás viendo es obra de Dios y decide ahora mismo ser feliz, porque la felicidad es una adquisición. Además, la felicidad no es un derecho, sino un deber; porque si no eres feliz, estás amargando a todo el barrio. Un solo hombre que no tuvo ni talento ni valor para vivir, mandó matar a seis millones de hermanos judíos.

Hay tantas cosas para gozar y nuestro paso por la tierra es tan corto, que sufrir es una pérdida de tiempo.

Tenemos para gozar la nieve del invierno y las flores de la primavera, el chocolate de la Perusa, la baguette francesa, los tacos mexicanos, el vino chileno, los mares y los ríos, el fútbol de los brasileños, Las mil y una noches, la Divina Comedia, el Quijote, el Pedro Páramo, los boleros de Manzanero y las poesías de Whitman; la música de Mahler, Mozart, Chopin, Beethoven; las pinturas de Caravaggio, Rembrandt, Velázquez, Picasso y Tamayo, entre tantas maravillas.

Y si tienes cáncer o SIDA, pueden pasar dos cosas y las dos son buenas: si te gana, te libera del cuerpo que es tan molesto (tengo hambre, tengo frío, tengo sueño, tengo ganas, tengo razón, tengo dudas)… y si le ganas, serás más humilde, más agradecido… por lo tanto, fácilmente feliz, libre del tremendo peso de la culpa, la responsabilidad y la vanidad, dispuesto a vivir cada instante profundamente, como debe ser.

No estás deprimido, estás desocupado. Ayuda al niño que te necesita, ese niño será socio de tu hijo. Ayuda a los viejos y los jóvenes: te ayudarán cuando lo seas. Además, el servicio es una felicidad segura, como gozar a la naturaleza y cuidarla para el que vendrá.

Da sin medida y te darán sin medida. Ama hasta convertirte en lo amado; más aún, hasta convertirte en el mismísimo amor y que no te confundan unos pocos homicidas y suicidas. El bien es mayoría, pero no se nota porque es silencioso. Una bomba hace más ruido que una caricia, pero por cada bomba que destruye, hay millones de caricias que alimentan a la Vida.

Un anciano no es como un niño

Un anciano no es como un niño

Un anciano no es como un niño

ni tampoco un adulto caprichoso

un anciano es un ser humano enorme con requerimientos de gigante …

requiere de gigantescos cuidados,

de gigantescas atenciones,

…de gigantesco cariño;

Un anciano puede no saber ya decir gracias,

mas con su sonrisa te bendice;

de un anciano no esperes recompensa

EL es la recompensa al servirle;

el anciano requiere del bastón para el apoyo físico, mas nunca retrocede…

EL es su apoyo;

el anciano puede representar tu temor

al futuro incierto y a la muerte,

mas sin embargo es solamente

tu realidad, tan sólo espera…

 deberás recordar que desde el siguiente momento

de tu nacimiento mismo ya envejeces

y lo que en este lugar observas

tú mismo lo vivirás muy pronto,

tan sólo será cosa de un parpadeo del tiempo,

prepararte debes con la única oración

de valor universal inmensurable e inacabable,

perdurable desde siempre y eternamente:

EL AMOR

 

En color sepia

En color sepia

…En color sepia

En el lecho final yace el viejo…

por su rostro una lágrima… dos lágrimas corren

mientras pasea en su mente por los recuerdos no vividos,

nunca disfrutados, jamás llorados, no reídos.

Cercano a él una fotografía en color sepia reposa,

en ella está contenida una ilusión

figurada por una sonrisa hecha mujer

…un deseo hecho recuerdo, hecho rostro.

Temblorosas y anhelantes sus manos alcanzan la imagen,

 con veneración la lleva a su boca

y vehemente deposita un beso, un beso húmedo con su llorar,

un beso lleno de ausencia, un beso pleno de amor.

…vuela, su mente vuela 30… 40 años atrás

y enseguida sonríe.

Sonríe porque su faz ha aparecido,  aquél perfume recordó

la pasión de entonces ha resucitado.

¡Oh mi amor! ¡cuánto, cuánto te quise!

inevitable aparece en su voz trémula el sentir

 en su cuerpo todo el recuerdo aquél

y vuelven a pasear por su piel aquellos besos

tras sus ojos cerrados desfilan momentos hermosos

del aquel ser cuya imagen entre sus manos retiene,

un primer beso, una tímida caricia,

una intensa y hermosa unión.

Lenta, como temerosa  una lágrima corre por su rostro

aunque la sonrisa no lo abandona.

Llena su pecho de aire entrecortado por la emoción

y al expulsarlo emite una frase:

¡Oh amor, cuánto, cuánto te amo!

…tras un breve estremecimiento,

 la fotografía cae de sus manos y el cuerpo del viejo queda inerte

su corazón de ha detenido

…pero la sonrisa no lo ha abandonado.

La Oración del Abuelo

La Oración del Abuelo

Oración

Dame Señor en esta época,
la cordura para poder hablar a mis hijos y nietos
del amor que mi ser contiene sin que el olvido esfume mis palabras,
permite que al acercarse ellos no me traicione la emoción
y los sollozos impidan expresarles mi cariño;
da luz a mi mente para hacerles conocer en toda su dimensión
el tamaño de mi amor por ellos;
haz que mis viejas rodillas respondan al ritmo de su entusiasmo
y pueda con ellos remedar un baile una tarde cualquiera;
bendice mi cuerpo para compartir las delicias de una cena
con mis hijos, con sus hijos y con los hijos de mis nietos;
dame mi Dios la oportunidad de brindar una Nochebuena más
y de besar la frente de todos ellos la mañana del Año Nuevo.
Quiero pedirte con humildad des a mis ojos el poder
para con ellos disfrutar de sus sonrisas,
 de su largar los pantalones, de su cambiar la voz
y recordar mi sorpresa cuando tal sucedió en mis hijos.
…a mis oídos permíteles escuchar su lamento si tienen dolor
a mis manos el poder de sanar sus heridas,
a mis palabras el de restañar los raspones en su alma
y a mis besos el de hacerles recuperar la paz.
Cuando se sientan solos, hazles saber de mi presencia y ánimo;
tráelos a  mí para llenar sus vacíos,
para sosegar cualquier tormenta, para curar cualquier dolor
para juntos enjugar sus lágrimas.
Dame la capacidad para entender su tecnología
y así hablar en el mismo idioma,
de la misma forma hazme ameno al contarle mi historia
y enamorarlos de mi vida.
Deseo pedirte Señor todo lo anterior
y un poco, tan solo poco  más
quiero que al ellos mirar mi lento andar comprendan
que la vida está hecha de pasos y de caídas,
que todo es para aprender y llegar y llegar a amar,
         es mi ilusión que al ellos verme de la mano de su abuela
sepan que el amor nunca termina,
que siempre se atrevan a dar una caricia
y a decir “te quiero”;
Señor quiero pedirte que les des valentía para soñar
y ánimo para perseguir sus sueños,
que nunca abandonen al niño
que Tú dentro les has colocado
Te pido para todos ellos
toda la capacidad de ver hacia delante,
de caminar sin atropellar a nadie,
de abrir nuevas metas y nunca sentirse derrotados,
de ser humildes ante toda tu Creación,
respetuosos de todo lo que los rodee,
amantes de los gestos del hermano y compasivos ante el dolor,
generosos y magnánimos ante el caído;
por último te ruego les des la capacidad de amar,
amar sin límites y sin dirección, amar lo vivo y lo inanimado;
de amarse a sí mismos, a su pareja y a sus hijos
y por siempre;
mas algo te pido en especial: que tengan todo, salvo una cosa,
que reciban todo lo que les haga bien, a excepción de cualquier cosa,
para que al buscarla por sí mismos siempre tengan
una meta más por alcanzar y así encuentren la felicidad.

El viejo y el dolor

El viejo y el dolor

Trémula e insegura su lágrima,

suspiro sin destino,

arruga sin provocación,

mirada de soledad sin luz

y desatino sin pasión,

el viejo implora el amor

y reza por calor;

mira al cielo sin esperanza

y ora sin Dios,

pues su mente no retiene

la excelsa Divinidad ya…

acude al mendrugo de una sonrisa

y desayuna un gesto

mientras trabajosa en su alma

se concibe una ilusión:

tal vez mañana, tal vez…